Archivo de la etiqueta: Renzo Podestá

La casa invita

Dead Pop

Anuncios
Etiquetado , , , ,

Un malabarista del tiempo: Entrevista a Renzo Podestá

Pablo Turnes: Diría que hay muchas historietas argentinas, y que esa multiplicidad está en diálogo y en comunidad. Si uno se pone a pensar, la industria comenzó con altibajos desde 1960, cuando comenzó la estrategia de trabajar para afuera. Recuperar esas experiencias y esas historias es necesario para que no queden pequeños archipiélagos creativos aislados. De alguna manera, la historieta se adelantó a la dinámica del trabajo postindustrial y globalizado. Y sigue siendo un campo interesante donde se mezcla el tener que trabajar para vivir, con el hacer por el puro placer y necesidad de crear porque el salario está negado desde un principio. Las herramientas y los conocimientos son de alguna manera un legado. ¿Vos y Damián son conscientes de esa tradición cuando utilizan el género clásico para contar lo que quieren?

Renzo Podestá:  Si, hay muchas historietas argentinas, hay diversos “globos” o nubes conceptuales. Y hay un sentimiento de comunidad a pesar de los rangos estilísticos y los contenidos propiamente dichos de las publicaciones. Pero persiste esa especie de encadenamiento con lo viejo, que a veces se traslada en mera pleitesía, que termina contaminando cualquier proyecto. Convengamos, hay vacas sagradas intocables que han permeado demasiado la posibilidad de un crecimiento que esté ajeno al encasillamiento que dichas vacas generaron. Yo particularmente no me tomo muy en serio nada, ni las vacas sagradas ni la “forma” en la que la historieta argentina se dio a conocer a lo largo de la historia y a lo largo de los países.

Coincido con que la historieta estuvo adelantada en muchas formas que hoy son comunes. Y también coincido con la idea misma del lenguaje historietístico comportándose como un agente alquímico. Recuerdo, por ejemplo, las nociones que [Richard] Wagner tenía acerca de la ópera, de la que decía que era El Arte por antonomasia ya que conjugaba absolutamente todas las disciplinas artísticas. Algo de eso hay también en la historieta. Con las estructuras narrativas, uno puede hasta musicalizar. Y siempre siendo algo que sí o sí está dentro del marco de la reproducción técnica, lo que presupone un marco industrial.

La entrevista completa, acá en Entrecomics.

Etiquetado , ,

La nueva vieja tradición

Renzo Podestá, El Aneurisma del Chico Punk (Capítulo 6, Episodio 5, 18 de septiembre de 2012)
  • La pesadilla destruye sucesivamente el plano de la página, la fragmenta y las viñetas surgen más de las esquirlas que de la diagramación más formal que el autor venía utilizando. Es una buena muestra de cómo funciona el esquematismo en la historieta: instituye una manera de lectura a través de una serie de paneles más o menos fijos, para dar paso a un cambio de perspectiva que potencia su efecto disruptor distanciándose de la puesta en página inicial para hacer estallarla en mil pedazos tomándonos por asalto.
  • La historieta que se pone en cuestión a sí misma es sin duda factor constituyente del lenguaje y tan viejo como él. Es extraño y emocionante pensar cómo una pagina como ésta continúa una labor ya propuesta por McCay hace más de un siglo, que Podestá recupera para nosotros. ¿Hasta qué punto se trata de una transmisión consciente o inconsciente de esos mecanismos; hasta qué punto se trata de la percepción lúcida de la lógica de un lenguaje que presente los mismos recursos en obras tan distantes en espacio y tiempo?
  • Podestá es un buen ejemplo del surgimiento de una práctica autoral inescindible de un proyecto editorial. Son tiempos interesantes.
Etiquetado , , , , ,

Las olas

Martín Vitaliti, Olas – #58 (2012). Collage original a partir de tres viñetas de Superman – Las Cuatro Estaciones Nro. 4, de Jeph Loeb y Tim Sale. DC Comics/Norma Editorial, 2001.
  • Martín me envía un dibujo de Klee y una obra propia, pensando en el fluir de las imágenes que ha tomado recientemente en su obra. El movimiento – la necesidad de su registro y su resultado estético – funciona de manera interesante y compleja en la historieta. Por un lado tenemos la secuencia como respuesta posible – y en gran medida exitosa durante buena parte del siglo XX -, pero esa dinámica paradojal del movimiento congelado hace de la puesta en página una especie de reactualización de la aporía de Zenón: el movimiento perpetuo, continuo y congelado en su momento infinito. Podemos redoblar la apuesta al interpretar ese fluir como el ritmo propio de la historieta, su cadencia y melodía.
  • Ahora bien, no hay un estilo predeterminado, ni siquiera hay escuelas propiamente dichas. Lo que hay son especies de comuniones entre formas de leer/sentir, históricamente determinadas. Cuando se habla de ritmo o cadencia no es algo exclusivamente musical. La historieta no tiene sonido, su experiencia estética –según McCloud – pasa por la sinestesia, la capacidad y la necesidad de mutar sentidos para componer una lectura. Hay pequeños hilos invisibles que unen la abstracción, Hokusai, el pop, no porque haya una relación consciente sino porque la dinámica de la lectura los hace confluir, hibridarse, potenciarse.
  • Tomemos un ejemplo distinto y relacionado: Renzo Podestá acompaña sus tres páginas de historieta con una canción como banda sonora del relato. La lógica cinematográfica no lo es tanto cuando enfrentamos un límite obvio: el ritmo de lectura – indeterminado – se combina con una composición musical que sí está predeterminada en su extensión. Cada uno busca su estrategia para potenciar la experiencia. No es que Podestá no tenga su ritmo narrativo, sino que lo cruza/multiplica con esa puesta en escena multimedia. Es el devenir de una forma de leer el mundo.
Etiquetado , , , ,

Sobre cómo la historieta ayuda a pensar a su gente

Sam Humphries and Pete Toms, Virginia (Study Group, 25 de junio de 2012).
  • Me encuentro, por un lado, con esta entrevista a Martín Vitaliti*; por otro, con éste análisis que hace Renzo Podestá de su work-in-progress. Es alentador verificar cómo la historieta opera desde diferentes perspectivas artísticas como matriz lógica de una obra, pero también como estrategia para pensar esas – y otras – obras. La construcción de sentidos en los relatos ha sido transformada por la historieta en la deconstrucción de la falacia de la transparencia: hay ahí una operación autoral, una elección de cómo componer las imágenes que son el relato. Ahí está uno, como artista y como lector, comprometido de una forma u otra, sin escapar al entretenimiento – o justamente por eso -.
  • Segunda observación: el peso de la figura de Masotta es notable, sobre todo si se tiene en cuenta que fueron apenas tres años – 1967-1970 – lo que duraron las intervenciones massotianas. Supongo que es una voz particular por ser latinoamericana y en muchos sentidos, adelantada – de ahí su persistencia -.
  • A esto le podemos sumar la obra de McCloud – cuya lógica es la de Eisner -, donde la impronta de un intelectual específico del medio también revela cómo funciona ese medio, ese lenguaje. Podestá profundiza en estas cuestiones: la internalización de la dinámica de lectura, que evita que se sigan utilizando las flechas directrices, implica una evolución del lenguaje en relación a esa forma de leer. Pero también en conjunción con la partitura musical y poética. Aquí hay un quiebre interesante, propio de una realidad postindustrial: ya no se trata de la mera división de tareas – guionista/palabra; dibujante/imágenes -, sino de una confluencia que toma base sobre ese know-how adquirido y al mismo tiempo lo dispara desde su reflexión en otras direcciones, labores donde lo intelectual y lo práctico no pueden ser divididas ni contrapuestas.
*Martín me adjudica generosamente un concepto que en realidad lo debo a Roger Chartier: “La lectura no es sólo una operación abstracta de intelección: es la puesta en marcha del cuerpo, la inscripción en un espacio, la relación consigo mismo y con los demás.” (El mundo como representación. Estudios sobre historia cultural, Gedisa Editorial, Barcelona. Traducción de Claudia Ferrari, 2005 [1989], p. 110).
Etiquetado , , , , , , ,
Anuncios