Archivo de la etiqueta: Frank Frazetta

Cuadernos del crítico de historietas N. 3: “Sobre Frazetta” por Carlos Trillo y Guillermo Saccomanno

I+LI 67 p. 6

I+LI 68 p. 6

1ra. parte: Ilustración + Comix Internacional Nro. 67, Barcelona: Toutain Editor, septiembre de 1986, p. 6.

2da parte: Ilustración + Comix Internacional Nro. 68, Barcelona: Toutain Editor, octubre de 1986, p. 6.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

El amor, el color y la muerte (o el Dilema de Nosferatu)

Ben Templesmith y Steve Niles, 30 Days of Night Nro. 3 (octubre 2002). IDW Publishing.
  • La ejecución gráfica elegida por Templesmith para el planteo de 30 Days of Night es una interesante demostración de cómo la historieta puede fusionar la palabra y la imagen bajo la dinámica de la graphein, un ejercicio plástico que permite narrar ahí donde la oscuridad es total mediante lo que llamaremos la tradición pictórica en la historieta.
  • Desde la década del ´70 Frank Frazetta marcó un estilo que fue trasladado en los ´80 de las portadas a las páginas interiores. Templesmith se inscribe en la tradición de autores como Dave McKean, Scott Hampton, John J. Muth y Kent Williams, entre otros; quienes profundizaron el interrogante inicial del expresionismo sobre el uso del color en su dimensión narrativa. ¿Cómo contar en la oscuridad una historia de vampiros? ¿Cómo reconstruir la solidez de los cuerpos en la tormenta nevada que niega el sol? Con la sangre y el fuego, los colores de la destrucción que surgen de un mundo interior, de la explosión.
  • La puesta en página combina viñetas horizontales – en un mundo cubierto de tempestad, sólo queda buscar el horizonte perdido – y las viñetas seccionadas en pequeños cuadros, para ralentizar la acción y profundizar el detalle.
  • La despedida de los amantes nos devuelve al color que va del azul plateado y el negro al naranja y amarillo del sol, el regreso a la vida y un último beso como despedida al que se va, renegando de su destino de criatura de la noche. El ascenso solar descompone la visión unificada de los cuerpos, dejando sólo la de los ojos que aún pueden ver.
  • El dorado se desvanece en el ocre y el gris, el llanto y la soledad. En los paneles vacíos, fundidos a negro como telón de las viñetas, está la Muerte impenetrable, donde ya no hay relato posible.
Etiquetado , , , , , , , , ,
Anuncios