Archivo de la etiqueta: Federico Reggiani

El último sueño de Gardel

José Muñoz y Carlos Sampayo, Carlos Gardel (2010). Libros del Zorro Rojo.
  • Carlos Gardel encuentra en Gardel un receptáculo donde poder llevar toda esa marea de significaciones que se agita como una tormenta, se vuelve sobre sí misma, amenaza el orden de la viñeta y finalmente escapa a ella. Hay un repliegue sobre sí misma de toda la historia cuando la muerte del mito, comprendida en el incendio, hace de ese fuego un objeto – casi un personaje más -, que al ir consumiendo al cuerpo obliga a todo ese mosaico a tratar de reconstruir algo de su sentido en su historia antes del final. Necesitamos de la fábula, del relato, de ese entre-tenernos para recuperar el sentido que queda diseminado bajo capas de la entropía del tiempo. ¿Pero qué sentido es ese, qué sentido podría ser ese? En la alucinación final, ese saboteador fantasmagórico entrega su regalo – un explosivo – al hombre que va a morir para comenzar a ser definitivamente mito. En esa entrega está la voz de los autores que entre todo ese mosaico, eligen su posición. No hay una dirección única en la construcción de la identidad, lo cual no nos exime de tomar partido por una de esas posibles direcciones.

Fragmento del artículo El último sueño de Gardel. Mito, identidad y modernidad en la obra de José Muñoz y Carlos Sampayo, escrito en colaboración con Federico Reggiani. El texto completo puede encontrarse acá.

Anuncios
Etiquetado , , , ,

La historieta según el teorema Reggiani/López

Federico Reggiani y Fran López, Autobiógrafo (Capítulo 6, 23 de enero de 2006). Historietas Reales/Nobuko.
  • El experimento emprendido por la dupla Reggiani/López en 2005 – y aún en vigencia – no puede ser separado del otro experimento que sirvió de soporte a su publicación: el blog de Historietas Reales. Esa pequeña ventana abierta en el gap de los soportes de papel – extintos o en vías de, reformulados, reinventados – sirvió como sirvieron un siglo atrás la aparición de las tiras periódicas, o los comic-books algunas décadas más tarde. Es decir, ante un nuevo formato/soporte, dado que todavía las reglas no están claras, es posible plantear posibilidades que marquen el camino o que sean abandonadas e incluso sancionadas.
  • Autobiógrafo no pretende ser otra cosa que una historieta, pero desde una lucidez y comprensión del lenguaje historietístico que revela la cristalización de esa experiencia ya centenaria. Los primeros historietistas no leían historieta – probablemente no se la tomaran muy en serio -. Reggiani/López tampoco se lo toman en serio, pero han leído lo suficiente como para no poder escapar a su propio hechizo.  La elasticidad del lenguaje les permite a un académico y a un artista multitarea contar sin renunciar a ser ellos mismos. El relato son ellos: los experimentos artísticos, las notas al pie, las interrupciones, los debates autorales, la constante intervención sobre la trama que deviene trama. Autobiógrafo es menos la biografía imaginaria de dos sujetos que la disección de un lenguaje y sus posibilidades.
  • El perro que mira desmembrado desde una bolsa, puesto ahí por una vecina siniestra, se ve intervenido por una discusión sobre el uso de la perspectiva. Volvemos a la trama para descubrir que el perro muerto….sigue vivo. Autobiógrafo sólo radicalizará esta dinámica, hasta hacerse infinito. Se sabe: la realidad es amarga, entonces hagamos historietas que lo sean menos – donde la muerte también sea relativa – .
Etiquetado , , , ,
Anuncios