Oski o la descolonización del imaginario

OskiCollage-01-01

Oscar Esteban Conti (1914-1979) nació y murió en la Ciudad de Buenos Aires. Comenzó su carrera como dibujante en 1943, en la revista Cascabel. Siguió su labor en otras publicaciones como Vea y Lea, Cabalgata, El Hogar, Clarín y Rico Tipo, donde hizo su personaje Amarroto, y las ilustraciones para la columna de  César Bruto, pseudónimo del escritor Carlos Warnes.

Oski, Amarroto (Rico Tipo)

Oski, Amarroto (Rico Tipo)

Oski y Carlos Warnes, César Bruto

Oski y Carlos Warnes, César Bruto

Trabajó principalmente en Francia e Italia haciendo ilustraciones para libros y publicidades. También se encargó de los diseños escenográficos para el montaje de La puta respetuosa, de Jean Paul Sartre, en Santiago de Chile en 1947; y el de Androcles y el león, de George Bernard Shaw, en Buenos Aires, 1953. En 1958 se publicó su Vera Historia de Indias, a la que le siguió Vera Historia del Deporte (1973) y Comentarios a las tablas médicas de Salerno (1975), entre otras obras y compilaciones. En 1957 fundó junto a su colega Landrú (Juan Carlos Colombres), la revista Tía Vicenta, semanario de humor y sátira política, cuya primera etapa llegaría hasta 1966, cuando fuera clausurada por el régimen dictatorial del general Juan Carlos Onganía. Su posición política de izquierda lo llevaría a colaborar con el gobierno de la Unidad Popular en Chile, bajo la presidencia de Salvador Allende, realizando el corto animado Pulpomomios a la chilena (1972).  Recientemente se realizó una muestra en el MNBA, curada por Rep, titulada Oski, un monje enloquecido.

Oski, Oski en su tinta (1979). Editorial Planeta.

Oski, Oski en su tinta (1979). Editorial Planeta.

Hay una línea arcaica en Oski, que remite a lo subversivo del dibujo, que lo emparenta con grabadores como Durero, con el monje enloquecido del Renacimiento según Umberto Eco, y también con Saul Steinberg. Pero construye ese mundo desde una identidad latinoamericana. Desde esa periferia, se revela y se rebela un mundo en sí, propio, con otras reglas que desafían la lógica europea. Y es al trasladar el relato de los conquistadores donde revela la impostura, y al mismo tiempo la recrear para reírnos de nosotros mismos, colonizados por esos relatos absurdos y dañinos, como toda empresa imperial. Lo hace sin desconocer las herramientas del desarrollo artístico, pero en su tiempo y a la distancia, de la que también es consciente y también da cuenta de ello.

Ulrico Schmidl, Buenos Aires en 1536

Ulrico Schmidl, Buenos Aires en 1536

Oski, "Primera Fundación de Buenos Aires,  Vera Historia de Indias (1958)

Oski, “Primera Fundación de Buenos Aires”, Vera Historia de Indias (Editorial Lumen, 1958). Colihue.

 

 Estas son algunas de las reflexiones que se generaron en el encuentro del Círculo de Estudios en la UNSAM: La historieta en los (des)bordes. Mañana, Copi.

Etiquetado , , ,

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: