La historieta, esa amiga imaginaria. Entrevista a Jorge Quien.

Pablo Turnes: Veo en tu obra una característica compartida de los autores de historieta particularmente de este principio de siglo: combinás tu formación artística con tus lecturas de cómics. Y los resultados son muy interesantes, cambiás de estilo narrativo todo el tiempo, aunque mantenés el blanco y negro como recurso formal. ¿Ha sido conflictivo ese traslado de un campo al otro o, por el contrario, ha sido natural?

Jorge Quien: Ha sido natural, aunque también conflictivo. Creo que todo autor de cómics con formación artística ha experimentado en algún momento esta aparente contradicción. Es decir, entre el hacer algo “cómico” y algo “serio”. Yo dibujé historietas desde muy chico (aún conservo mis primeros fanzines fotocopiados de Spiderman yManzinger Z) y luego en Chile estudié Comunicación Visual, carrera que integraba saludablemente aspectos de la cultura popular como la historieta y el video. Era tan saludable que no tardó en fracasar y cerró a los tres años. Entonces me pasé a Bellas Artes, a una facultad donde me metí de lleno en el arte conceptual. Entonces advino la mencionada crisis entre arte e historieta. Durante esos años me dediqué a explorar distintos medios y materiales –instalaciones y performance principalmente– y después seguí por ese camino de inauguraciones, exposiciones, catálogos, críticas, becas y otras vicisitudes típicas del arte contemporáneo. Y aunque nunca dejé de hacer historieta, dibujé menos y dejé de mostrarla. Dibujaba para mí mismo y lo poco que hacía iba directo al cajón, sin pretensiones artísticas ni de publicación. Algo de este material ha ido apareciendo en mis antologías de historieta breve. Pero la comunicación entre arte y cómic se hizo más natural a partir del año 2000, cuando hice mi primera exposición individual –Nostalgia de la Superpintura– dedicada a mi lectura de los superhéroes. Ese año también dibujé mi primera historieta importante –Humanillo de Indias– basada en las pruebas de entrenamiento de los futuros astronautas en los años sesenta. Desde entonces he sido conciente de que arte y cómic, aunque distintos, son campos afines que comparten un mismo substrato creativo. Pero no sólo arte y cómic, cualquier actividad constructiva comparte en el fondo una misma motivación artística.

La entrevista completa, en Entrecomics.

Etiquetado , ,

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: