Un malabarista del tiempo: Entrevista a Renzo Podestá

Pablo Turnes: Diría que hay muchas historietas argentinas, y que esa multiplicidad está en diálogo y en comunidad. Si uno se pone a pensar, la industria comenzó con altibajos desde 1960, cuando comenzó la estrategia de trabajar para afuera. Recuperar esas experiencias y esas historias es necesario para que no queden pequeños archipiélagos creativos aislados. De alguna manera, la historieta se adelantó a la dinámica del trabajo postindustrial y globalizado. Y sigue siendo un campo interesante donde se mezcla el tener que trabajar para vivir, con el hacer por el puro placer y necesidad de crear porque el salario está negado desde un principio. Las herramientas y los conocimientos son de alguna manera un legado. ¿Vos y Damián son conscientes de esa tradición cuando utilizan el género clásico para contar lo que quieren?

Renzo Podestá:  Si, hay muchas historietas argentinas, hay diversos “globos” o nubes conceptuales. Y hay un sentimiento de comunidad a pesar de los rangos estilísticos y los contenidos propiamente dichos de las publicaciones. Pero persiste esa especie de encadenamiento con lo viejo, que a veces se traslada en mera pleitesía, que termina contaminando cualquier proyecto. Convengamos, hay vacas sagradas intocables que han permeado demasiado la posibilidad de un crecimiento que esté ajeno al encasillamiento que dichas vacas generaron. Yo particularmente no me tomo muy en serio nada, ni las vacas sagradas ni la “forma” en la que la historieta argentina se dio a conocer a lo largo de la historia y a lo largo de los países.

Coincido con que la historieta estuvo adelantada en muchas formas que hoy son comunes. Y también coincido con la idea misma del lenguaje historietístico comportándose como un agente alquímico. Recuerdo, por ejemplo, las nociones que [Richard] Wagner tenía acerca de la ópera, de la que decía que era El Arte por antonomasia ya que conjugaba absolutamente todas las disciplinas artísticas. Algo de eso hay también en la historieta. Con las estructuras narrativas, uno puede hasta musicalizar. Y siempre siendo algo que sí o sí está dentro del marco de la reproducción técnica, lo que presupone un marco industrial.

La entrevista completa, acá en Entrecomics.

Etiquetado , ,

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: