El pasado, una ilusión

Jesús Cossio, La Captura de Abimael Guzmán (1992-2012. 20 Años en la Historia del Perú, octubre de 2012). Galería (e)Star, Lima.
  • Desde la denuncia de la presidenta Fernández contra la caricatura de Sábat hasta la golpiza de Ali Farzat a manos de agentes sirios, el satirista sigue siendo una figura incómoda y necesaria. Lo que acaba de suceder en Perú con la censura de algunas obras correspondientes a la captura de Abimael Guzmán dentro de una muestra retrospectiva sobre los últimos 20 años de la historia política peruana se inscribe en esa línea de tensiones entre el poder estatal y los dibujantes. Lo interesante suelen ser los argumentos bajo los cuales se procede a una actuación legalmente legitimada contra lo que no deja de ser una serie de trazos.
  • El absurdo no lo es tanto: la reconstrucción del pasado es también su transformación. Los argumentos legales aún no se conocen, pero la fuerza pública ya entró en acción. Lo que está en juego son las posibilidades electorales de grupos y personas involucradas con el terrorismo de Estado en el proceso represivo contra Sendero Luminoso. Como si salvar de alguna manera al enemigo borrara las huellas del crimen que implicó el ejercicio del poder estatal. Basta un dibujo para demostrar que la ilusión del poder sigue siendo el poder.
Etiquetado , , , ,

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: