Apuntes sobre el porno

Albert Robida, La grande épidémie de pornographie (La Caricature, 6 de mayo de 1882).
  • En una reciente entrevista a Laura Vazquez y su respuesta por parte de Alejandro Cohen-Arazi, quedó planteada la cuestión: ¿qué lugar ocupa el porno hoy, cuáles son sus límites y posibilidades? Me permito apuntar algunas utilizaciones recientes para comenzar a señalar lo que entiendo como la cristalización de un devenir porno de los relatos antes que la – siempre duradera y presente – industria pornográfica.
  • Antes que una sanción moral – sea desde el feminismo, la izquierda, la derecha – se trata de rastrear cómo la pornografía está presente en nuestra constitución como sujetos sexuales, un dispositivo de aprendizaje, una pedagogía explícita y compleja, tanto subversiva como reaccionaria. El cine ha tomado su giro porno-experimental, como Baisse-moi (Virginie Despentes&Coralie Trinh Thi, 2000), el proyecto multiautoral Destricted (2006) o Enter the Void (Gaspar Noé, 2009). Se trata de instalar el porno como parte del relato antes que al relato como mera excusa para el porno; incluso de entender la pornografía como un tratado sobre los cuerpos biopolitizados.
  • El cómic también: desde el goce del descubrimiento lésbico en Alison Bechdel a Paying for It (2011) de Chester Brown, donde el autor explicita sus experiencias con prostitutas para reflexionar sobre la prostitución y los límites del amor. Una aproximación más radical es la de Phoebe Gloeckner con sus perturbadores cortes anatómicos, componiendo desde su experiencia como ilustradora una reconstrucción de las experiencias sexuales – siguiendo una línea del under norteamericano -.
  • La mirada retrospectiva de un sitio como Wicked Knickers nos sorprende por cierto candor del explícito porno antiguo. Lo que ha cambiado, menos que el porno y sus variantes, es la revelación como fenómeno constitutivo de la sociedad de masas, y en cómo eso puede ser también una herramienta para comprender mejor nuestro devenir sexual, mercantilizado y represivo a la vez, pero también liberador y bello.
Etiquetado , , , , , , , , , ,

2 pensamientos en “Apuntes sobre el porno

  1. jermias ariel dice:

    y que tiene que ver la pornografia con las obras de comic citadas! como lo de chester brown… NADA QUE VER CON EL PORNO, ¿de que estas hablando wilis?

    Me gusta

    • Pablo Turnes dice:

      Hola Jeremías Ariel, paso a responderte. No digo que lo de Brown ni ninguna de las otras obras sean porno, sino cómo introducen el porno como elemento narrativo, lo ponen al servicio del relato y al mismo tiempo son constituidos por el género. Es mezcla de géneros – más o menos – industrial con un género que se supone privado y parte de un cine clase B. El porno se entiende como la negación del relato que implica renunciar a la narrativa a cambio de lo explícito. Pero eso es una naturalización de los ´80s para acá. En la década del ´70 supo haber un intento de crear atmósfera, poner un relato porno dentro de uno erótico. Después, como el mercado, se volvió más brutal pero no mejor. Más artificial, digamos. Ahora vemos un regreso desde otros lados. En el caso específico de Brown, mete figuritas pornográficas en los cuadros – arma verdaderas secuencias con esos moldes sexuales -, pero la pornografía pasa por la descripción de su deseo y de los cuerpos de las prostitutas. Internaliza un análisis de ranking que encuentra en internet, y lo usa pornográficamente. Es decir, la pornografía está pero se puede hacer explícito el sexo sin mostrarlo, y eso es un hallazgo interesante para la historieta y el cine. Saludos.

      Me gusta

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: