Simulacros (el eterno retorno de la puesta en escena)

Steve Seeley, seque #94 (show-offs #2) (2010). Acrílico sobre papel en panel, 10 cm. x 15 cm.
  • El Superman canillita es una muy buena observación de Seeley. Clark Kent ha perdido sentido como simulacro; la cuestión está en simular lo que se es, o mejor, en borrar las fronteras entre lo que se es y lo que se dice ser. Superman fue tradicionalmente la inversión de la fórmula del superhéroe: su verdadera identidad es la del superhombre, su impostura la del periodista civil. Una manera de sublimar su alienación – literal -. Ahora vale lo opuesto: su exacerbación en su autopromoción. Superman hace lo que hace para ser reconocido por eso que hizo. El valor no es tanto moral sino un ejercicio de puesta en escena como algo en sí mismo, en ese ser reconocido  – como un pulgar arriba que indica me gusta – hay un valor de uso y de cambio que tienden a confundirse en su inmaterialidad.
  • Toda la operación posmoderna implica un grado importante de cinismo. No es necesariamente malo, la operación madonniana es una estrategia comercial como otras pueden ser desenmascaradoras, vitalmente colectivas, ya no deconstructoras sino reconstructoras de sentidos compartidos. Formas de vida más felices que se impliquen mutuamente en su devenir sin hacer del otro solamente un mal necesario.
Anuncios
Etiquetado , ,

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: