La cruel deconstrucción

Galliano, Lenin y Mafalda (21 de mayo de 2012). Realismo Socialista, blog del autor.
  • Las historietas de Galliano son crueles, porque operan desde una inteligencia sobrecogedora: la posibilidad de destruir/deconstruir discursos y devenires en seis viñetas, componiéndose como historietas de izquierda desde la sátira feroz. El humor y la izquierda no se han llevado bien históricamente ya que el humor muchas veces implica entrar desde un lado que puede suponerse opuesto al que se defiende; o cuyas múltiples capas de significado sabotean la claridad ideológica del discurso. Pero estamos ante un nuevo fenómeno, que es otra forma de entender la historia y de recuperarla para nosotros, desde el humor cristalizado como filosofía pop, como discurso de resistencia activa e imaginativa.
  • Lenin, Lombroso, Altamira, todos ellos comparten viñetas, son personajes que presentan a todo un abanico de sujetos que han dado forma a discursos histórico-filosóficos, que recibimos como esquirlas del estallido moderno antes que una línea clara y sucesiva. Atención: las historietas de Galliano son duras, crueles. No se nos ahorra el enfrentarnos a los horrores que muchas de esas lógicas han tenido en su devenir político, pero tampoco se renuncia a la risa, al hilaritas que nos salva como colectivo. Síntoma de época: el Bombita Rodríguez de Saborido-Capusotto está en la misma línea que el fanzine Comux. El no tomarnos tan en serio a nosotros mismos es un síntoma de sabiduría, tanto como no renunciar al combate que inevitablemente hay que dar.
  • Podríamos retomar el hilo y entender esto como una forma de repensar la historieta argentina desde el humor gráfico, su corpus canonizado. La mutación de Mafalada se hace clara justamente porque sintetiza la de la clase media, la misma que la consumía y la reconocía propia. Muertos Caloi y Fontanarrosa, nos queda un aburguesado Quino como intermezzo hacia nuevas formas de reír y entender lo que nos pasa.
Anuncios
Etiquetado , , , , ,

2 pensamientos en “La cruel deconstrucción

  1. Martín dice:

    Reblogged this on La primavera de los pueblos and commented:
    Por fin alguien se mete con Mafalda.

    Me gusta

    • Pablo Turnes dice:

      Hola Martín, lo cierto es que hay un trabajo de Pablo José Hernández que se lama Para leer a Mafalda, publicado por Editorial Precursora en 1976. En el ensayo se criticaban las tendencias pequeñoburguesas de la tira, aunque es un trabajo muy subido al tren de Dorfman y Mattelart, pero mal hecho básicamente. Lo interesante es el año y el objeto – aunque me da la sensación que Mafalda se consolida como clásico en los ´80s, pero es pura especulación -. Saludos, y gracias por pasarte.

      Me gusta

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: