La novela gráfica y el arte proletario

Frans Masereel, La Ciudad (1925). Xilografía.
  • Las historias de Masereel eran promocionadas como novelas gráficas, en el sentido más literal del término: eran historias dibujadas, sin texto, hechas para leer por un público obrero. La posición del autor – un socialista burgués, defensor de la Unión Soviética, condenado por el nazismo – partía de la necesidad de dar testimonio y exponer crudamente la conversión de las ciudades como los espacios donde la vida capitalista se reproducía día a día desde la explotación del trabajo a la prostitución, los vicios, los burgueses insensibles en su fiesta eterna, la marcha de los alienados por esos callejones ominosos, los mítines políticos y la protesta obrera.  Y para eso, era necesario elegir una técnica que fuera cruda en sí misma: la xilografía, el grabado en madera.
  •  Desde fines del siglo XIX y especialmente principios del siglo XX, la xilografía devolvía la labor artesanal al arte, una técnica que permitía ver la mano en lucha contra la materia, con resultados impactantes y a menudo sumamente refinados. Era un arte obrero en el sentido de no renunciar a la labor y al mismo tiempo producir arte como se producen los materiales de la industria. Un arte proletario para proletarios, la síntesis entre el artista y el obrero.
  •  Masereel no ligaba las imágenes en secuencia, sino que más bien exponía cuadros singulares que construían un diálogo en su coexistencia. Evitaba el tono aleccionador pero mantenía su postura moral: pasar de una salida de la fábrica a una escena en un burdel, del amontonamiento de los cuerpos al pasear burgués, implicaba la construcción de un mensaje donde ver documentado el devenir miserable de esos cuerpos explotados. El blanco y negro de la madera y la tinta siguen dando testimonio de un mundo que aún pide servidumbre, la gran ciudad de nuestros pequeños dramas cotidianos.
Anuncios
Etiquetado , , , ,

Un pensamiento en “La novela gráfica y el arte proletario

  1. […] de una vida mejor. Aquí Det traduce lo mejor de la izquierda gráfica europea – Grosz, Masereel – en coincidencia con los reclamos que dieron origen a los movimientos zapatistas: las Juntas de […]

    Me gusta

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: