Superflat, una ética posthistórica

Takashi Murakami, Kaikai y Kiki (2010). Esculturas de fibra de vidrio pintadas. Escultura de Luis XIV por Jean Varin, Salón de Venus, Palacio de Versalles, París. Imagen de Kana Sunayama.

La obra de Murakami se presenta como una filosofía pop práctica: reconstruye un corpus estético en base a productos de consumo popular, los introduce en circuitos de alta cultura, para devolverlos al circuito de mercado general abaratando precios y alzando su valor simbólico – y por lo tanto, expandiendo la demanda -. El cinismo de la jugada habla menos de una práctica capitalista – o justamente, por eso – que de la perspectiva moralista de un occidente que aún no abandona – a pesar de todas sus poses posmodernas – el principio simbólico del arte como producción pura, no-objetiva, intelectual en el sentido idealista, enfatizando el cuerpo del artista como creador pero no como trabajador; una producción no-mercantilizable, única y, en última instancia, desinteresada. Alexandre Kojève había advertido en el modelo japonés de posguerra la emergencia de una sociedad posthistórica: ahí donde la animalidad humana se reconvertía estéticamente; la manera sintoísta de establecerse en lo fluido frente al duro protestantismo puritano. El hecho es que superflat es tanto un movimiento artístico como un modelo de mercado y de negocios. Murakami es artista y empresario, – colaboraciones con Louis Vuitton y Kanye West -; su Kaikai Kiki Co. Ltd. Le devuelve a ese Japón posmoderno – buscado y despreciado al mismo tiempo – su máscara de vacío consumista, enfrentándolo al mismo tiempo con toda una tradición que está en diálogo con el Occidente y que le devuelve sus lecciones multiplicadas. El modelo imperial-cultural de Versalles se ve contestado con KaiKai/Kiki, mascotas de la compañía, como planteo de otra forma de función que expande lo que entendemos por escultura, por arte y por mercado. De ahí la lucidez de Murakami: el manga es, ante todo, una forma de ver el mundo radicalmente propia y globalizante a la vez; esquemática, fluida, bella y siniestra, como una ninfa posthumana.

Anuncios
Etiquetado , , ,

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: