Rapsodia en punk

Renzo Podestá, El Aneurisma del Chico Punk, Capítulo 2, Episodio 4 (enero de 2012).

Este es un buen ejemplo de cómo el lenguaje historietístico puede prescindir de la palabra y al mismo tiempo hacer uso de ella. Me refiero a aquello que Thierry Groensteen señalaba con respecto al término griego graphein: la dimensión gráfica de la letra. Renzo Podestá nos ofrece una secuencia intrigante, con este muchacho punk atravesando un túnel, donde las primeras tres viñetas componen una secuencia interna que luego se integra al resto de la historia, pero que funcionan de manera autónoma. El juego entre el TZT-TZZT y el KLIK es casi hipnótico. Si no fuera por que la mirada sigue el camino del cuerpo que desciende, podría seguir ad infinitum. El silbido del personaje agrega un diálogo musical al ruido urbano al que tanto nos hemos acostumbrado, porque inevitablemente las ensordecedoras capas de sonido son la vida citadina. Casi en una lógica de música industrial, los ruidos no-musicales adquieren musicalidad al ser combinados en una estrategia de plasmación gráfica, como en este caso, dado que la historieta es un lenguaje mudo pero no sordo. Podestá utiliza estos recursos para activar en la memoria del lector la capacidad de componer su propia secuencia interna donde se entrelazan las reproducción mnemónica de sonidos y recorridos por caminos oscuros. Todos hemos caminado en lo oscuro, muchos hemos enfrentado la irritante agonía del tubo fluorescente, como también a muchos ese rayo de luz casi líquido de la última viñeta – un sol artificial – nos ha revelado que no estábamos solos, que hay cuerpos en la ciudad que forman parte del decorado, también tapados por el ruido. En el costumbrismo cyber-punk de El Aneurisma todos tienen, como en la vida, su propia melodía, acaso también superpuesta a otras, (des)cubierta por otras, mezclándose aunque sea efímeramente en el choque, la forma de encuentro común a las ciudades.

Anuncios
Etiquetado , ,

3 pensamientos en “Rapsodia en punk

  1. Hola! Empecé a leer tu texto acerca de 5 para el escolazo, de Berliac, y continué visitando este espacio hasta toparme con este post. Muchas gracias por tus palabras! Espero encontrarte todos los martes entre los lectores de El Aneurisma. Gran abrazo!

    Me gusta

    • Pablo Turnes dice:

      ¡Hola Renzo! Qué gusto tenerte entre los comentadores y lectores. Las gracias son para vos, por tu laburo que viene fenómeno. En breve volverás a aparecer con 27, con la que también me enganché. Y ni lo dudes, Chico Punk me tendrá como lector habitual. Saludos, y hasta pronto.

      Me gusta

  2. […] Pablo Leites – La biblia de los pobres. […]

    Me gusta

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: