Lost (post scríptum) – 4ta Parte

La escena final abusa del melodrama y las cámaras lentas, algo común en la propuesta estética de las series televisivas norteamericanas, pero sin embargo LOST logra exceder ese non plus ultra que implica el no tomar posiciones, el no avanzar críticamente, el no tomar verdaderos riesgos. En la capilla protestante, un vitreaux contiene los símbolos de varias religiones y credos. El cajón vacío permite liberarnos de la idea de la muerte como significado último de la vida, y el padre de Jack, al salir de aquel espacio en el que no tiene lugar, activa la entrada de un nuevo presente, una nueva forma de ser y hacer con los demás en un aquí y ahora que se constituye en el encuentro, que siempre es un re-encuentro, a pesar de ser perfectos desconocidos los que lo llevan a cabo.

Anuncios
Etiquetado , ,

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: