La carga del Superhombre Blanco

Nick Dragotta, Lee Loughridge & Nick Spence – T.H.U.N.D.E.R. Agents Nro. 09 (septiembre 2011), DC Comics.

El ethos superheroico fue bien definido por Steve Ditko y Stan Lee en palabras del Tio Ben: “con un gran poder viene una gran responsabilidad.” (Amazing Fantasy Nro. 15, agosto de 1962) . Dos meses después, la Crisis de los Misiles revelaba la parte más densa de la Guerra Fría. Los héroes y su pesada carga del mundo no se cuestionan si es válido disponer de tal poder, sino que se justifican en su responsabilidad adquirida de autoconciencia puritana: saber que Dios está de su lado los hace el Bien, y todo lo realizado bajo ese augurio será bueno a Sus ojos. La fuerza de la moral empuja los hechos hacia adelante, y no al contrario. Todo lo que queda en el camino está fuera de la Historia. El superhéroe es el músculo que mueve la piedra del tiempo, la que esculpe el mundo a su semejanza, el que domeña la Naturaleza. El superhéroe no es, en principio,  nitzcheano; es hegeliano: su mandato imperial es ser el guardián en el panóptico, protector ante un Mal que siempre está al acecho pero que es necesario. Héroe, Villano; tesis, antítesis. Su síntesis sólo puede ser una comedia. El de superhéroes es un subgénero radical del absurdo en la sociedad de masas. Y ya se sabe “el hombre no vive sólo de pan, sino de comedias con las que se engaña voluntariamente”. (Georges Bataille,  “Hegel, la muerte y el sacrificio”, en Las lágrimas de Eros).

Anuncios
Etiquetado , , , , ,

Deja tu estocada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: